Calabacines rellenos de pescado

Un plato sano y fácil a la vez que resultón, así que lo podéis preparar para una comida de diario o de fiesta.
¿ Que os parece ? ¿ Apetitoso ?
Manos a la obra


Ingredientes (para 2 personas):

2 calabacines medianos *
1 puerro
20 gambas pequeñas ( aprox. 150 gr) **
Filete de merluza (aprox. 180 gr)
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta

Para la bechamel:

*Restos de 1 calabacín
** Cáscaras y cabezas
1 vaso de leche
1 cucharada sopera de harina
Aceite de oliva virgen
Sal

Preparación:

Lavaremos bien los calabacines, los despuntaremos, los cortaremos en 2 o 3 partes y los vaciaremos (con la ayuda de una cucharilla o un vaciador) dejando una base en la parte inferior.
Importante: guardar los restos de calabacín.
Los pondremos a cocer en agua hirviendo con sal durante 5 minutos. Retiraremos del agua y dejaremos enfriar.
Importante: No tiréis el agua de hervir el calabacín, y cocer el filete de merluza durante 3 minutos.

Para el relleno, lavaremos bien el puerro y lo picaremos bien fino. Lo pondremos a pochar con un par de cucharadas de aceite de oliva, le añadiremos la mitad de los restos del calabacín (que habremos picado) y dejaremos a fuego medio hasta que se poche. Retirar del fuego.
Desmigaremos el filete de merluza (ya cocido) y lo mezclaremos con la farsa de verduras. 
Pelaremos las gambas y picaremos las colas en dos o tres trozos y las añadiremos a la farsa de verduras y merluza y mezclaremos bien.

Prepararemos una bechamel diferente y ligera. En un cazo pondremos 1/2 cucharada de aceite y doraremos las cabezas y cáscaras de las gambas y los restos de calabacín. Salar. Cuando se dore un poco, pondremos el vaso de leche y dejaremos cocer a fuego medio durante 5 minutos. Lo trituraremos con el turmix y lo colaremos.
En un cazo a parte, doraremos la harina con un poco de harina y cuando esté cocida le iremos añadiendo la leche de gamba hasta que espese y obtengamos nuestra bechamel.

Pondremos un poco de bechamel en el fondo de los calabcines y los rellenaremos con la farsa. Cubriremos con el resto de bechamel y los meteremos a gratinar en el horno (unos 5-10 minutos) hasta que se doren.

Si lo acompañáis con una ensalada simple de lechuga y tomate, aliñada con un buen aceite de oliva virgen y un vinagre de vino, tendréis un plato perfecto para comer.


Espero que os guste y os animéis a prepararlo.


3 comentarios:

  1. Què bons els carbassons farcidets! Nosaltres en tenim uns pendents de publicar de gambes i verduretes, nyam!
    Petons
    Sandra

    ResponderEliminar
  2. Molt bons. Veig que has aprofitat el lluç. Pels seus ingredients, semblen mar i muntanya.

    ResponderEliminar