Canelones tradionales

Esta es la receta de canelones que se ha hecho toda la vida en mi casa, la que prepara mi madre tanto en casa como en el restaurante. Una receta que triunfa ante todo aquel que la prueba.

Muchas recetas de canelones aprovechan el resto de carne de un cocido (que no está mal para aprovechar), de carne picada (que para mi eso es una lasaña), pero lo que para mi, como buena catalana, y experta en canelones de Sant Esteve (Sant Esteban, el dia 26 de Diciembre es Fiesta en Catalunya, y el plato estrella en la mayoría de hogares son los canelones) es de juzgado de guardia es ponerle tomate a los canelones.

En fin que me lío, y lo que nos importa es la receta.
 ¿Os animáis a probar esta receta, de la cual me siento muy orgullosa?


Ingredientes (para 18 canelones, generosamente rellenos):

18 láminas de canelones
100 gr de queso rallado, para gratinar

     Para el relleno:
300 gr de carne magra de cerdo
300 gr de carne de ternera
300 gr de pechuga de pollo
1/4 de litro de vino rancio
1 vaso de agua (unos 250 ml)
3 cebollas de Figueres medianas
1 cabeza de ajos
Aceite de oliva
Sal y pimienta

     Para la bechamel:
1 litro de leche
70 gr de mantequilla
70 gr de harina
Sal y pimienta
Pizca de nuez moscada (opcional)

Preparación:

Empezaremos preparando el relleno. Salpimentaremos la carne y en una tarteta o sarten grande la rehogaremos con un poco de aceite de oliva. La doraremos bien por todos los costados. Mientras se nos dora, pelaremos y cortaremos la cebollas bien finas, y las añadiremos a la sarten para que se rehogue bien.
Incorporaremos también los ajos pelados e iremos moviendo todo para que se sofría. Cuando la cebolla empiece a tomar color, añadiremos el vino rancio y el agua y dejaremos cocer a fuego medio alrededor de una hora o hora y cuarto. Si el líquido se evaporara rápidamente, añadiremos un poco, mitad de agua y mitad de vino.

Cuando la carne esté bien tierna, la trituraremos con la ayuda de la picadora eléctrica. Reservaremos la carne en la tartera.

Mientra se nos cuece la carne podemos ir cociendo las láminas de canelon. Necesitaremos una olla con abundante agua hirviendo con sal y un poco de aceite, para evitar que se enganchen las láminas entre si. Las tendremos cociendo durante el tiempo que nos indique el fabricante. Al retirarlas del fuego las enfriaremos rápidamente con agua fría, y las colocaremos encima de un trapo de cocina limpio y un poco humedo para poderlas rellenarlas más tarde.

Para preparar la bechamel, necesitaremos una tartera amplia, mejor con más base que altura. Pondremos a fundir la mantequilla, rehogaremos la harina, y dejaremos que cueza durante tres o cuatro minutos sin dejar de remover, y acto seguido añadiremos la leche (a temperatura ambiente) en dos o tres veces, e iremos removiendo para que nos quede bien fina y sin grumos. Cuando ya la tengamos ligada y del espesor que más nos guste, la salpimentaremos y le añadiremos un poco de nuez moscada rallada, si os gusta.
Con la bechamel hecha, le añadiremos un par o tres de cucharadas soperas al relleno, y lo removeremos bien, para que quede el relleno más meloso.

Con la ayuda de una cuchara, rellenaremos los canelones, los enrollaremos y los colaremos en una bandeja de horno un poco engrasada. Una vez enrollados todos y colocados en la bandeja, los cubriremos con la bechamel restante y espolvorearemos el queso por encima.

Deberemos tener el horno precalentado a 180-200ºC, y los gratinaremos durante 15 minutos o hasta que estén bien dorados.

Nota: Igual que os comentaba ayer, puede ser que veáis demasiada cantidad, pero ya que os liáis con los canelones, mejor hacer unos pocos de más y guardarlos en el congelador para en otra ocasión. Tener en cuenta que si queréis congelarlos, no le pondremos la bechamel ni el queso por encima. Sólo tendréis que hacer un poco de bechamel para el  relleno, y el día que os los queráis comer, descongelarlos y hacer un poco de bechamel para cubrirlos por encima.
Con las cantidades que os he dado comen 6 adultos de buen comer, y acompañándolos solo con una ensaladita. Si los queréis hacer como primer plato, os recomiendo poner 2 por cabeza bien rellenos, o utilizar más láminas de canelones y no rellenarlos tanto.


Espero que os gusten, y que si os animáis a probarlos en vuestras casas sean todo un triunfo.

5 comentarios:

  1. Tradicionales pero muy ricos!yo también le pongo carne mixta, quedan muy suaves!Besotes

    ResponderEliminar
  2. A casa mai s'hi a posat tomàquet, de fet la recepta de la iaia és molt semblant a aquesta, o sigui que segur que és boníssima! :D
    Petonets
    Sandra

    ResponderEliminar
  3. DELICIOSO!!!!!, igual que los prepara mi madre.
    OHHHHHHHH y los de San Esteve no tienen competencia, DELICIOSOS.

    ResponderEliminar
  4. simplemente divinos y maravillosos yo el dia que los como fiesta mayor
    peto

    ResponderEliminar
  5. I que bons que són! massa...petons

    ResponderEliminar